Apoyo para Adolescentes

La adolescencia es considerada una etapa del desarrollo caracterizada por continuos y decisivos cambios, que eventualmente pueden ocasionar estrés. Las exigencias psicosociales derivadas de este proceso evolutivo pueden repercutir en el desarrollo psicológico, influyendo en la confianza en sí mismo, la timidez, la ansiedad y la autoestima. El desarrollo de estrategias de afrontamiento en los adolescentes se relaciona con un conjunto de acciones y aprendizajes que lo capacitan para tolerar, evitar o minimizar los efectos producidos por un evento estresante; de no ser así, este evento puede dar pie a la generación de características psicológicas y emocionales perjudiciales que pueden comprometer su vida cotidiana.

Las chicas jóvenes pueden experimentar sentimientos de soledad, de poca confianza en sí mismas e inseguridades que intentan suplir de forma errónea a través de las relaciones íntimas con el otro sexo. Además, es frecuente que asuman una actitud de introversión y poca comunicación con las personas de su entorno y familiares más cercanos, lo cual les impide pedir el apoyo que necesitan para afrontar mejor su situación.

Los chicos, en un contexto parecido, pueden asumir una personalidad aislada, lejos de la interacción con las personas mayores de su entorno. Puede existir una escasa o nula comunicación con sus padres, lo cual los lleva a buscar y encontrar la opinión y el consejo de otros jóvenes de su edad con su misma inexperiencia y falta de correctos patrones de conducta. Esto los lleva a caer con facilidad en estos mismos patrones.

Si usted tiene un adolescente a su cuidado y necesita llevarlo a una consulta para supervisar y orientar su desarrollo mental, y que reciba la supervisión de un profesional capacitado, puede ponerse en contacto con nosotros. Comuníquese al +56 2 26322824 o envíenos un mensaje a través de la sección de contacto para obtener más información. Estaremos encantados de atenderlo.