+56 2 2632 28 24 consultarimed@gmail.com

Psiquiatría

Psiquiatría

Salud Mental

Con el fin de aumentar la cobertura en salud, estando atentos a las necesidades de nuestros pacientes, hemos incorporado el servicio de Psiquiatría para pacientes Adultos, con el doctor Álvaro San Martín, a las especialidades con las que ya contábamos en RIMED.

Al año 2010 se estimaba que en América Latina había 180 millones de personas con algún trastorno de salud mental. Al año 2000 el 24% de la carga de enfermedades de la región se debía a salud mental, siendo el Trastorno Depresivo el más prevalente. Estas cifras aumentan año a año.

3

La Salud Mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que dala Organización Mundial de la Salud: «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.

Es en éste último punto donde como centro médico nos hemos comprometido a ofrecer una alternativa de alivio a través de la Psiquiatría

Trastornos del Ánimo y Depresión

 Los Trastornos que afectan el ánimo son múltiples y muy variados, tienen distintas causas y se manifiestan de distintas maneras en distintas personas. Es muy común que la gente hable de Depresión o “diagnostique” una depresión al ver síntomas depresivos, pero esto no es tan simple. De hecho, un mal diagnóstico puede ser el inicio de un proceso muy negativo para el paciente. Los Trastornos Anímicos más comunes son los llamados Trastornos Adaptativos, lo que antes se llamaba Depresión Reactiva. Aquí se ubican las personas que están sufriendo Estrés, por problemas laborales, económicos, de pareja, familiares, etc. Podríamos decir que un Trastorno Depresivo es un estado más profundo y constante de alteración anímica, que se hace “independiente” de los problemas. Lamentablemente mucha gente sólo entiende la Depresión cuando la sufre. Y así también como el que sufre una Depresión no logra explicar a sus cercanos lo que le ocurre. Los Trastornos Bipolares son cercanos al Trastorno Depresivo, pero más grave y más difícil de manejar, mucho menos comprendido aún y con un impacto funcional tremendo en todos los aspectos de la vida de la persona. Se suman también las Distimias, las personalidades depresivas, los Trastornos Adaptativos Mixtos, etc. Aquí la importancia de un buen diagnóstico.

Pero el diagnóstico es sólo una herramienta para el especialista, cuya función es, luego del diagnóstico, establecer no sólo un tratamiento, sino que un “plan de acción” para “la persona” y no para “el diagnóstico”. Para este fin,la Psiquiatría, como especialidad médica, se ha ido perfeccionando con el avance de la medicina y la tecnología farmacológica, aplicando también técnicas terapéuticas adecuadas, estableciendo equipos de trabajo e incorporando el apoyo y educación familiar en los casos necesarios, ayudando al paciente a explicar lo que sufre y poder obtener el apoyo familiar y de sus cercanos, fundamental en la recuperación. El objetivo de todo tratamiento va a ser siempre generar alivio en la persona.

Alcoholismo y otras adicciones

Con frecuencia, la depresión, la ansiedad y otros trastornos mentales se presentan asociados con la dependencia del alcohol o de otras sustancias. Esta dependencia, que es en sí misma un problema de salud mental, es un importante factor de riesgo de otros trastornos mentales. A su vez, los desajustes mentales favorecen la evolución hacia el alcoholismo y la drogadicción. Además, los pacientes con problemas de salud mental y de abuso de sustancias comparten el estigma y la discriminación asociados con sus padecimientos, y su acceso a los servicios de salud es igualmente limitado. Esta realidad no es diferente en ningún punto de nuestro país.

El paciente adicto, ya sea al alcohol, a la pasta base, al tabaco, a la cocaína, al juego, al sexo, a la cafeína, etc. es uno solo, ya que la ADICCIÓN como enfermedad es una sola y todas pueden superarse. El único requisito es que el paciente adicto QUIERA mejorarse, dejar su adicción y que esté dispuesto a hacer el sacrificio necesario, para ellos siempre hay una salida, pedir ayuda.